Design Thinking es un proceso que ha ganado millones de seguidores en el mundo entero, esta metodología aplicada en el mundo de los negocios, en el desarrollo de productos y servicios, así como en el diseño es celebrada por su eficacia para desplegar y generar soluciones a problemas que pueden ser muy complejos.


Actualmente la experiencia de usuario es uno de los factores más importantes para captar la atención de un usuario, puede determinar que nos quiera o no, como dicen, la primera impresión es la que cuenta.